La Oriental se ha abierto al público dirigida por sus propios dueños, Rafael Torello y Estela Ocampo de Torello.
Ellos aspiran darles a sus huéspedes los servicios que buscan cuando viajan: atención personalizada, ricos desayunos, flores, libros, pequeños detalles que hacen que su estadía sea memorable.

Rafael es un ingeniero agrónomo dedicado a conservar la tierra y el medio ambiente mediante la siembra directa.
Estela, decoradora de interiores, se dedica a devolverle su esplendor original al casco de 1890 y a su parque.